Español
Lucy Pearson

Lucy Pearson

We can’t re-shape aid with business as usual

There is no translation available.

 

The World Humanitarian Summit (WHS) was meant to be about commitments. Two days of commitments to change the way we address humanitarian need. We were told strictly by UNOCHA that “The roundtables are not a time to discuss the issues”. A strange thing to be told when there are as many issues as there are in the humanitarian system. UNOCHA argued that the past two years of consultations was the chance to discuss the issues and now it was time to share solutions we each will be putting into practice.

So I was quite confused when after 45 minutes of listening to the WHS Roundtable on Political Leadership to Prevent and End Conflict I was yet to hear a single commitment. Instead I heard multiple variations of “We think preventing conflict is important” from member states. Well I think that goes without saying! But no one mentioned any concrete things that they would do towards that goal. In fact, many of the commitments discussed at the WHS were actually previously committed at the COP21, or simply things organisations had already been doing for years. For a Summit that was meant to “re-shape aid”, there were a surprising amount of commitments to business as usual. It could be argued that one exception is the Grand Bargain, an agreement which has taken some initial steps towards changing humanitarian funding practices, including ensuring that a proportion of funds goes to local actors. However, some argue it did not go far enough, and with only 15 donors and 15 humanitarian agencies negotiating and signing the agreement, many question how much it can achieve. You can read one perspective and a summary of the agreement here.

Like many UN Summits I have attended, it was the side events where I heard the most interesting discussions about change and opportunity. GNDR members CBM and Handicap International helped launch the Charter for Inclusion of Persons with Disabilities, with the aim to ensure persons with disabilities are systematically included in humanitarian decision making. GNDR members Japanese CSO Coalition for DRR, Act Alliance and Centre for Disaster Preparedness discussed what could be needed to create a global alliance that breeds innovation for humanitarian action.

Without any plan to monitor ‘commitments’ from the WHS, I guess we may never know if we have re-shaped aid or continued business as usual. However, whilst I think political leaders missed an important opportunity to lay down concrete ways they could more effectively alleviate need, I do think the issues important to local communities climbed higher on some people’s agendas. 

 

Posición de GNDR Latinoamerica previa a la COP21

Los miembros de GNDR de Latinoamerica, apasionados sobre el cambio climático, han formado un grupo de trabajo para desarrollar en conjunto un documento de posicionamiento sobre la relación entre el cambio climático y la resiliencia, en preparación para la COP21 de Diciembre. Este artículo proporciona una perspectiva regional sobre las negociaciones en curso del posible acuerdo sobre cambio climático y presenta 5 recomendaciones para la COP21. A continuación puede descargar el artículo, así como un resumen del mismo.

Inundaciones sin lluvias

Blog del mes 3 de la campaña ‘365 desastres’. ¿Puede haber una inundación en un pueblo cuando no ha llovido? ¡Sí! Lucy profundiza sobre algunos ejemplos publicados en la campaña ‘365 desastres’, en los que se destaca que, frecuentemente el mal desarrollo es el factor clave en los a veces mal llamados desastres "naturales". Por Lucy Pearson, Coordinadora de Incidencia.

Ya hace más de 3 meses que se está llevando a cabo la campaña ‘365 desastres’, y se ha informado de una gran diversidad de tipos de desastres. Lo que ha quedado en evidencia es que el mal desarrollo ha sido un factor clave en una gran cantidad de estos eventos.

El día 38 DENIVA, un miembro de GNDR, informó a la campaña acerca de las inundaciones en Kasese, en el oeste de Uganda, que provocaron la evacuación del hospital local y dañaron muchos hogares. Pero ese día no llovía en Kasese. Sin embargo, sí llovía en una aldea de las laderas que se encuentra a kilómetros de distancia. A medida que la lluvia caía por las colinas, bajando hasta Kasese, nunca encontró un lugar por donde drenar. El drenaje en Kasese es particularmente pobre, debido a la construcción inapropiada. En esta zona de Uganda, ha habido una tendencia a aumentar la construcción de carreteras y edificios, sin tener en cuenta los canales para el agua de lluvia. Esto da lugar a que la lluvia golpee el cemento sin tener a donde ir, lo que lleva a que se inunde a kilómetros río abajo de donde llovió.

El día 53 la campaña informó de un desastre denunciado por un miembro de GNDR, Pattan Development Organisation, de Pakistán. El 17 julio, treinta minutos de lluvia causaron una inundación repentina en Chitral, al norte de Pakistán. Dos personas perdieron la vida, se destruyeron caminos, las casas se quedaron sin electricidad, y a este conflicto se sumó que las comunidades sufrieron la escasez resultante de agua limpia. Asimismo, en consecuencia, se produjeron deslizamientos de tierra que causaron más daños en las carreteras y puentes. Sarwar Bari, Coordinador Nacional de Pattan Development Organisation, nos comentaba que "Durante la época de lluvias, los deslizamientos de tierra son muy comunes. Cuando pasé en julio por esta zona del norte de Pakistán, tuve que detenerme o disminuir la velocidad en al menos 20 lugares diferentes, a lo largo de un tramo de unos 150 kilómetros, debido a los deslizamientos de tierra". Sarwar dice que estas inundaciones repentinas y deslizamientos de tierra ocurren con más frecuencia en los lugares donde ha habido deforestación. Desde 1980, cuando se comercializaban los bosques y se abolió la propiedad comunitaria, el país fue testimonio de una "mafia de la tierra" muy activa en Pakistán, que fue la que causó la consiguiente reducción de la cubierta forestal a apenas el 3% del territorio nacional. Sin la presencia de árboles que absorban las lluvias torrenciales, los niveles de agua suben más rápidamente, y sin sus raíces que fortalezcan el suelo, al saturarse las laderas la tierra se derrumba con mayor facilidad. Así, pese a que la intensa lluvia durante 30 minutos pudo haber sido un factor desencadenante en el daño observado el 17 de julio, los factores más importantes probablemente hayan sido la tala incontrolada de árboles y la mala gobernanza.

Finalmente, a principios de agosto, la campaña ‘365 desastres’ informó acerca de un caso de violencia en Kenya. AFOSC Kenia, miembro de GNDR, nos informó del evento a través de Facebook, compartiendo con nosotros el fallecimiento de 2 personas debido al enfrentamiento entre comunidades, por desacuerdos sobre el uso de la tierra agrícola en la provincia de Tana River. En este caso, todos los factores entraron en juego: el aumento del costo de la tierra, la falta de mecanismos para defender los derechos de la tierra, y la mala planificación de la tierra. Dado que las familias no pueden pagar los crecientes precios de la tierra y que los gobiernos locales y nacionales no defienden sus derechos a la tierra, siguen aumentando estos conflictos por los recursos.

Estos ejemplos demuestran que, cuando se trata de desastres que afectan a las comunidades cada día en todo el mundo, los fenómenos naturales no pueden ser el factor más crítico que está en juego. Y es así que los enfoques acerca de la reducción de los impactos de desastres, no pueden centrarse únicamente en hacer frente a estos elementos naturales. Para reducir el número de personas que fallecen en los deslizamientos de tierra, tienen que mantenerse leyes que protejan el ecosistema y la forestación. Para reducir la interrupción de los servicios básicos después de las inundaciones, las metodologías de construcción deben permitir que corra la lluvia. Durante este mes se concretaron los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que sustituyen a los Objetivos de Desarrollo del Milenio, y cuyo objetivo es garantizar la sostenibilidad de las personas, el planeta y la paz. La visión es la de un mundo libre de pobreza, hambre y enfermedades, donde cualquier vida pueda prosperar sin miedo. La comunidad de la RRD había estado presionando para que la resiliencia no sólo fuera un objetivo intersectorial dentro de los ODS, sino que también estuviese enmarcada como un desafío para el desarrollo. En el documento recientemente publicado sobre los ODS, se reconoce la interconexión entre los desastres y el desarrollo. Pero, una vez que los gobiernos hayan adoptado formalmente el nuevo marco, entre los días 25 y 27 de septiembre, será importante asegurarnos de que les seguimos recordando que los desastres son un problema del desarrollo. Sólo cuando se vean los desastres como una manifestación de los fracasos del desarrollo, los estados serán capaces de alcanzar los objetivos ambiciosos de los ODS, y los del Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres (SFDRR). Sin este cambio en la forma de pensar, las estrategias para reducir la pobreza será ineficaces, y nunca se alcanzarán los objetivos de la reducción de las pérdidas por desastres. Así que ayudémosles a recordar: comparta con nosotros y con el mundo ejemplos de los desastres que ocurren cada día en su área, y aprovechemos juntos el ímpetu y la atención dedicada a la aprobación en septiembre del nuevo marco del desarrollo sostenible, para concienciar sobre cómo los fracasos del desarrollo están causando desastres cada día.

3 formas en que los ODS pueden cubrir las deficiencias del SFDRR

Los Objetivos del Desarrollo Sostenible ya están aquí. Pero, ¿cómo se incorpora la resiliencia? ¿Cubrirán los ODS las deficiencias del SFDRR? ¿Se allana el camino para un acuerdo ambicioso sobre el cambio climático a finales de este año? ¿Qué debería hacer ahora la sociedad civil? Lucy Pearson solo rasca la superficie de estas cuestiones y le pide que comparta sus ideas.


Cómo convertir el "bla bla" global en acciones

Usted ha estado allí tantas veces. Sentado en una conferencia escuchando el mismo "bla, bla" de siempre acerca de cómo las cosas tienen que cambiar, pero sin que nadie en realidad diga qué hacer para que esto suceda. Esta vez no. Esta vez asistí a una conferencia en la que, refrescantemente, se debatió sobre cómo podríamos pasar de las palabras a la acción.


Subscribe to this RSS feed

Únete a GNDR como miembro

Contactos

Teléfonos: +44 208 977 7726 | 1833 | 2860

Correo electrónico: info@gndr.org

Únete a la conversación

Nos apoyan

European Commission words under blue flag with yellow stars    
usaidhorizontal small
UK Government logos 2012 UK AID    australian aid blue and red
Switzerland logo-ministry-of-foreign-affairs
GIZ on behalfof BMZ
Sverige Sweden SIDA Logo

Dirección

Oficina del Nodo Global

Red Global de Organizaciones de la Sociedad Civil
para la Reducción de Desastres
8 Waldegrave Road, Teddington,
Londres
TW11 8HT
Reino Unido

Nodos Regionales »

Miembro de