Español

¡GNDR en la Conferencia Ministerial Asiática de 2018 en Ulán Bator, Mongolia!

Mami Mizutori, Directora de UNISDR con representantes de GNDR GNDR

Valeria Drigo, la Coordinadora de promoción y aprendizaje de GNDR, y Rouf Muhammad Abdur, el coordinador de desarrollo regional para Asia Pacífico, asistieron recientemente a la Conferencia Ministerial Asiática de 2018 en Ulán Bator, Mongolia.

¿Qué es el «dzud»? El «dzud» es un peligro que evoluciona en forma lenta pero que ocurre con frecuencia, único de las estepas de Mongolia. Ocurre como consecuencia de sequías estivales seguidas por heladas invernales. Las fuertes nevadas y bajas temperaturas durante el invierno impiden el acceso a pastizales a las personas y a los animales. La debilitación por las intensas sequías durante el verano causa hambre generalizada y la pérdida de ganado.

Convocar a la Conferencia Ministerial de Asia 2018 sobre la Reducción del Riesgo de Desastres (AMCDRR, por su sigla en inglés) en Ulán Bator, Mongolia, constituyó todo un un reto organizativo (dado el acceso limitado del país). Sin embargo, sirvió para hacer hincapié en la cuestión de los riesgos de desastres en este país. Ofreció además la oportunidad a los países de la región para hacer un balance de sus avances en el logro de los objetivos del Marco de Sendai y acordar un nuevo plan de acción bienal para la RRD en la región.

La conferencia se celebró entre el 3 y el 6 de julio de 2018, bajo el tema de prevención de riesgos de desastres para proteger el desarrollo sostenible. Los temas de coherencia y desarrollo basados en riesgo revistieron importancia durante varias sesiones de la conferencia. Una amplia variedad de representantes de los gobiernos de Asia y la zona del Pacífico destacó su trabajo en la integración de RRD en el desarrollo y los planes de cambio climático a nivel nacional y local. La sociedad civil y otros actores no gubernamentales se aseguraron activamente que la RRD se considerara de forma global: los eventos paralelos de los miembros de GNDR se centraron en la resiliencia a los fenómenos climáticos extremos (Centro Asiático de Preparación para Desastres, ADPC por su sigla en inglés), RRD y salud (Asian Disaster Reduction & Response Network, ADRRN por su sigla en inglés), y las resiliencia y reconstrucción urbanas (Sociedad Nacional de Tecnología Sísmica de Nepal, NSET por su sigla en inglés), entre muchos otros temas.

En sí, «dzud» constituye un ejemplo de enfoque coherente para la reducción del riesgo de desastres. El fenómeno resulta de la combinación de desastres naturales con el cambio climático y el desarrollo insostenible. Las condiciones climáticas extremas, junto a la utilización excesiva del suelo, dan lugar a un aumento de la frecuencia y la intensidad de este fenómeno. Mientras que el problema ha sido tradicionalmente abordado desde un ángulo de respuesta humanitaria, se necesita lograr una mayor prevención y mitigación del riesgo. Para mejorar la resiliencia comunitaria ante el «dzud», se están desarrollando sistemas de alerta temprana de detección de los primeros signos de sequía, en conjunto con cambios en las prácticas de pastoreo y el uso de la tierra.

Los refugiados en zonas de desastres naturales son además una prioridad para la región, y varios gobiernos y organizaciones civiles han hecho un llamado de atención con respecto a la crisis actual del pueblo rohingya en el sudeste de Asia (ActionAid Bangladesh). En relación a este aspecto, el Instituto de Desarrollo de Ultramar (ODI, por su sigla en inglés) destacó además en un informe la necesidad de considerar la situación especial de la RRD en estados frágiles en Asia.

La localización y la participación comunitaria en todos los niveles fueron temas principales en los debates. GNDR y sus socios contribuyeron a esta conversación con un evento paralelo sobre la gestión comunitaria del riesgo ante desastres. En el marco de una sesión de cocina, los socios nacionales y los actores locales de la India y Filipinas presentaron los ingredientes clave para la institucionalización de la gestión comunitaria del riesgo de desastres (CBDRM, por su sigla en inglés), como resultado del análisis de un estudio de caso y un taller que se llevó a cabo a principios de este año.

AMCDRR collage

 

La localización fue destacada por la representante especial Mami Mizutori durante una reunión bilateral con representantes de las organizaciones civiles de la red GNDR. Subrayó la necesidad de llegar a la gente en la primera línea de los desastres y destacó la importancia de la participación de la sociedad civil en la formulación de políticas y abogacía para la RRD.

Sin embargo, la organización de esta Conferencia Ministerial Asiática sobre la RRD hizo difícil lograr el tipo de enfoque socialmente inclusivo para el fomento del intercambio entre los gobiernos, las organizaciones civiles, y otros actores no gubernamentales. Mientras que las principales sesiones de la conferencia se llevaban a cabo en un lugar, los eventos secundarios (principalmente organizados por actores no gubernamentales) se realizaron en otra parte. Durante los dos días principales de la conferencia, notamos la escasa presencia de representantes del gobierno en los eventos paralelos. Una cultura de conocimiento y el intercambio de experiencias es clave para promover la coherencia, la integración, y la localización.

El conocimiento y el intercambio de experiencias ocupó un lugar central en el evento titulado «Lanzamiento del foro del líderes locales de Asia para la resiliencia a los desastres» (ALL4DR, por su sigla en inglés), celebrando el papel desempeñado por los campeones locales en el aumento de resistencia a nivel local. Los dirigentes locales, desde alcaldes a voluntarios de la comunidad, recibieron un premio en reconocimiento a su trabajo y su participación en la RRD a nivel comunitario, con especial énfasis en el desarrollo e implementación de estrategias de la RRD y la resiliencia.

Resultaron ser un par de días plenos en los que se logró mucho, si bien queda aún mucho por hacer. El recientemente aprobado Plan de Acción 2018-2020 concerniente al Plan de implementación de SFDRR para la región de Asia sirve de guía para el trabajo a realizar en la región durante los próximos dos años. Centrado en la coherencia, la acción local, y los temas de género e inclusión en la RRD, los gobiernos de la región se comprometieron a alcanzar la Meta E de la SFDRR, como además a promover, tanto en sus políticas como en sus acciones, una cultura de desarrollo en función de los riesgos. El papel de la sociedad civil y de las comunidades locales será más importante a la hora de garantizar que los planes, las políticas, y las estrategias para la RRD sean eficaces en todos los niveles. La sociedad civil está dispuesta a trabajar junto con los gobiernos para evitar que el «dzud» y otros peligros no conduzcan a eventos desastrosos.

Para más información sobre este blog, por favor póngase en contacto con Valeria Drigo en: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

Descargas y Enlaces 

 

Related items

Únete a GNDR como miembro

Contactos

Teléfonos: +44 208 977 7726 | 1833 | 2860

Correo electrónico: info@gndr.org

Únete a la conversación

Nos apoyan

usaidhorizontal smallSwitzerland logo-ministry-of-foreign-affairslogo-dfid-1000px

Dirección

Oficina del Nodo Global

Red Global de Organizaciones de la Sociedad Civil
para la Reducción de Desastres
8 Waldegrave Road, Teddington,
Londres
TW11 8HT
Reino Unido

Nodos Regionales »

Miembro de